¿Sustituirá la tecnología el networking?

Tengo un sentimiento encontrado en relación a la tecnología. Por un lado, me gusta ser tecnológico para temas muy sencillos: sacar un billete, reservar un hotel, comprar un libro, pedir una hamburguesa en el local (mucho más fácil con fotos) o buscar información. Creo que ahí, tratar con una persona aporta muy poco.

Además, las recomendaciones que recibo de Amazon o de la tienda Apple siempre son acertadas. Se me queda cara tonto porque pienso:

“No soy nadie especial.

Soy igual que un montón de gente.”

Por otro lado, cuando tengo un problema y no me dan solución, me pone de los nervios hablar por teléfono con máquinas o con robots en los chats de las web:

  • “Marque 1 si ha presionado la tecla. Marque 2 si no lo ha presionado.  Y si no sabe si marcar 1 ó 2, marque lo que quiera que le voy a responder lo mismo.” Más o menos vienen a decir que te fastidies. Tienes que tratar conmigo, la máquina y no con una persona.

Aunque apagues y enciendas el ordenador o el teléfono, ahí sigue estando el bot y el contestador automático con las mismas opciones. Sinceramente, cuando tengo problemas, sólo hay una situación que me gusta que me hablen en automático. El navegado del coche. Nunca se enfada, aunque tu acompañante sí lo haga. Simplemente dice “Recalculando ruta”.

Hacienda ha entendido esta situación perfectamente. Prueba a llamar cuando tienes problema para ingresar impuestos o multas. Hay una persona que te acompaña telefónicamente por tu pantalla y la web. Tienen toda la paciencia del mundo hasta que solucionan tu problema. Lo hacen realmente bien. 

Piensa un poco más. ¿Qué pasa cuando el «influencer» de turno responde a uno de tus comentarios y te hace sentir especial, único. ¿Qué tal experimentar que  ha dedicado unos segundos de su precioso tiempo leyendo tu mensaje. Ahhhh. Le hacemos una foto y se lo pasamos a todos los conocidos. O simplemente lo colgamos en nuestro Instagram y hacemos brillar al «influencer» todavía más. Se lo merece. 

Nos sigue gustando el contacto humano. Sentirnos especiales

Como el networking presencial no hay nada

Parafraseando el anuncio de Brummel (en las distancias cortas es donde un hombre se la juega), podríamos decir que:

→ En el entorno físico es donde una persona se la juega

Tenemos subidón de adrenalina con los directos. Piensa en concursos, eventos deportivos, exámenes, tu primera cita en pareja o simplemente en el networking presencial de Pontecara: 

  • No existe la tecla de borrar ni antes ni después de decir algo. 
  • No podemos ir en modo oculto por los eventos. La capa de invisibilidad para «cotillear» sólo existe en los libros de Harry Potter.
  • Cuando alguien nos pregunta tenemos que contestar en el momento. No existe el qué pregunta tan interesante luego te contesto, ni tampoco podemos pedir el comodín del público.
  • ¿Cómo romper esos silencios con un tema de conversación interesante y fluido? 

En el evento presencial es más difícil el engaño.

El «método margarita» en el mundo digital

Creo que la presencia física es uno de los factores que más ayuda a cerrar negocios. A pesar de todas estas ventajas del mundo físico, no te engañes.¿Y cómo has llegado a ganarte esa presencia física?

Antes no había información.  Si llamabas por teléfono o hacías puerta fría, podías tener éxito. Contabas cosas que no se conocían.

Sin embargo, en la era digital estamos infoxicados. Ahora, para ganarte el presencial tienes que pasar lo que yo llamo el «método margarita». ¿A qué crees que se refiere el método margarita?

  1. Al juego de niños:  me quiere, no me quiere
  2. A la bebida mexicana: mezclar tequila, triple sec y jugo de lima o limón.

Espero que no hayas hecho trampa. El «método margarita» se refiere al tipo A. Me quiere, no me quiere de cuando éramos niños. Bueno, alguna vez de mayores seguimos deshojando la margarita o si no usamos otros alternativos como el pinto pinto, tirar una moneda al aire o elegir con los ojos cerrados pensando que así vamos a atraer a la suerte.

Un estudio de CEB Marketing Leadership comenta que el primer 57% del proceso de compra se hace sin tener ningún contacto con los proveedores

Este estudio está relacionado con los negocios. No me afecta a mí, ni al networking presencial. Párate a pensar.

Tú ya tienes incorporado el método margarita en tu ADN.

Antes de comprar miras y navegas mucho por internet y redes sociales. Quieres tener tu opinión. Quieres sentir que eres tú el que eliges. Vas al evento de Pontecara porque te gusta lo que ves en redes, las personas que van, el toque humano y lo bien montado que está. Además, sientes que tú eliges ir o no ir. Y es así.

¿Es lo mismo Pontecara que otros eventos?

¿Hubiese sido posible Pontecara sin las redes sociales?

Vamos a dar un pasito más. Cuando estás en el evento, ¿por qué unos profesionales tienen cola de personas para hablar con ellas y otras no?

Puede que seas una persona muy interesante en el presencial y no tengas presencia digital. Puede que en el evento se corra la voz que puedes aportar mucho. Quizá, no  llegue a todo el mundo. Quizás no tengas la oportunidad de conocer a las personas que te interesan.

Los eventos de networking, empiezan mucho antes del día del evento.

Ten presencia en las redes. No de modo oculto, sino proyectando tus opiniones y forma de ser. Traslada tu esencia como persona no solo en el mundo físico. Da un pasito más y haz lo mismo en redes. Esta es la forma de crear tu marca personal.

→  Empieza dando opiniones o reforzando las que te gustan (no con un like, con un comentario) y continúa creando tu contenido.

Dejar huella y ayudar a mejorar el día a día de otros profesionales es la traducción de esas palabras tan rimbombantes y poco concretas que decimos aportar valor. Tan fácil como compartir cómo haces tú las cosas.

Cuando estamos en redes, no buscamos el mega estudio profesional. Lo único que queremos saber es la realidad tuya como persona. La verdad. No el postureo.  Hazte esta pregunta:

De verdad, ¿estás ayudando con tus opiniones y día a día en las redes?


Conclusión

No hay nada como la adrenalina de los eventos presenciales y el toque humano marca la diferencia.

Sin embargo, nuestra presencia digital nos ayuda a tener mayor impacto cuando estamos en el mundo físico. Tener nuestra marca personal (en el mundo digital y real) nos abrirá muchas más posibilidades en los eventos físicos.

Tan fácil como dar nuestra opinión y compartir nuestro día a día con ánimo de mejorar el día a día de otras personas.

Los profesionales quieren saber de nosotros. De nuestra realidad, no del mega estudio. Creemos y cuidemos nuestra marca personal para sacar el máximo provecho a los eventos presenciales.

Quieres que hable en el próximo artículo de: ¿Cómo romper esos silencios en los eventos de nteworking con un tema de conversación interesante y fluido?  ¿prefieres otros temas? Déjamelo en los comentarios.


Puedes encontrar otros contenidos de David Díaz aquí

% Comentarios (7)

Buenos dias David.

Felicidades por el artículo, se nota que hablas desde el conocimiento y la experiencia de quien ha vivido todo lo que transmite.

Estoy de acuerdo en todo lo que explicas. El aportar valor y hacerlo público de alguna manera (no me refiero a colgarse medallas, sino a dar a saber que eres una persona que disfruta ayudando y sabe hacerlo) es muy importante.

Muchas felicidades y adelante con el artículo que propones.

A mi personalmente se me da mejor romper el hielo que saber desarrollar después una conversación sin silencios incómodos.

Muchas gracias David por tu aportación generosa al mundo del networking.

Ferry

Muchísimas gracias por tu comentario Ferry. Me encanta cómo defines aportar valor. Entre otras cosas como dices “disfrutas ayudando y sabe hacerlo”.
Vamos a por el siguiente artículo a evitar esos silencios incómodos. Ya te ancitipo que va mucho de preguntar.

Maribel García Benítez
Maribel García Benítez

Me ha encantado David! Un gran post! Realmente lo de las distancias cortas es genial porque es de verdad! Pero estoy contigo, si antes no ha habido huella en las redes… ¿cómo esperas que tu impacto en el evento sea tan bueno?.

La frase del post… Los eventos de netwoking empiezan mucho antes del día de evento.

Felicidades!!

Tenemos pendiente ponernos cara Maribel porque coincidimos en valores y en la forma de ver la vida.
Muchísimas gracias por tu comentario.

¡Hola David!
Me ha encantado el artículo.
En el próximo me encantaría leer algo relacionado con la frase ” El networking no empieza el día del evento sino mucho antes”, por ejemplo ¿cómo prepararse para un evento? ¿Qué cosas controlar y cuáles dejar a la improvisación? etc…

¡ Un saludo !

Buenas Sofía:

Me lo apunto para escribir porque me parece un tema muy interesante. Y lo voy a adelantar al tema de qué hacer el día del networking porque ese paso es necesario para que luego la conversación fluya mejor.
Ya te anticipo que cuantas más cosas tengamos controladas mucho mejor. Aún así, la improvisación solo se suple con horas de vuelo. Alguna vez no tienen que salir las cosas como queremos. No es malo. Hay que saber tratarlo.

¡Eso es! ¡Dar para recibir! El principio de la reciprocidad… online, offline ¿qué más da?. ¡A conectar! Un abrazo.

Leave a comment