¿Cómo prepararnos antes de un evento de networking?

Aunque soy de Carabanchel (Madrid) mi aspecto físico es de alemán. Mi mentalidad también es muy cuadriculada. Me gusta preparar muy bien todo antes de que suceda. Me da seguridad. La improvisación me hace sentir especialmente nervioso.

Cuando voy a un lugar donde no conozco a nadie, tengo que reconocer que las primeras preguntas son las que más me cuestan. Ahí, en esas primeras preguntas está la clave para saber si la conversación va a ser fluida o «te van a dar plantón».

Cuando vas a ferias o eventos, hay personas que los aprovechan a tope. Puede que alguno de ellos lo sepa hacer de forma genuina. Son los menos. Lo más normal, es que hayan  preparado  con anticipación el evento. A qué personas querían conocer y de qué temas querían hablar.

Si eres de los que le sale de forma natural, no sigas leyendo. Si crees en la serindipia, este artículo tampoco es para ti. No lo leas. 

¿Eres «cotilla» o pasota?

En un evento de networking tenemos más información que cuando vamos a un sitio completamente desconocido. La tenemos antes, durante y después del evento. ¿Por qué no aprovecharla?

Ya comentamos en el anterior al artículo, que como la relación presencial no hay nada. El online, nos da más posibilidades de pasar al mundo real. Ahora toca preparar esa oportunidad. Y en el siguiente artículo hablaremos del día del evento.

Insisto que no soy especialmente bueno con la improvisación y voy mucho más tranquilo si preparo todas mis reuniones y eventos.

Prepara siempre el evento de networking desde el cómo puedo ayudar.

Es imposible pedirle a tu pareja que salga contigo si no conoces cuáles son sus gustos. Si no te has informado antes cuáles son sus aficiones: si le gustan los viajes, la montaña, temas culturales, qué tipo de diversión, qué tipo de comida…

No difiere mucho de otras situaciones de la vida. Cuando vas a visitar a un cliente por primera vez, también le investigas para saber cómo puedes ayudarle. Aplícalo también al networking.

Antes sin información nos la jugábamos. Es más, si conocías algún tema personal, aunque lo supieses no lo contabas por si te llamaban «cotilla». Simplemente lo usabas a tu favor.

Ahora, si no estás al día de los gustos y preferencias de la otra persona eres un «dejado». La otra parte te puede decir con toda la razón del mundo que no te has preocupado lo más mínimo.

Hay ciertas personas que siempre te hacen sentir bien. Algunas lo llevan de serie y otras lo hemos entrenado a lo largo de los años. El libro de Dale Carnegie “Cómo hacer amigos en influir en las personas” debería ser de obligada lectura.

Esas personas que decimos que son socialmente hábiles preguntan por ti. Cómo te ha ido ese viaje, esa reunión, tu hijo que estaba malo cuando hableste con él, … Se acuerdan de lo que les has contado. Se preocupan por nosotros. Si no te sale de forma genuina, prepáralo.

¿Tú qué tipo de persona eres? ¿Eres de lo que antes llamábamos cotillas (yo prefiero decir estar informado) o eres un pasota?

¿Cómo ser visibles antes del evento de networking?

Es complicado quedar con una persona a solas para hacer networking. Nos da pereza. O las dos partes tenemos muchas ganas de conocernos porque tenemos de antes una relación o porque nos han hablado maravillas de la otra parte, o es muy complicado quedar.

En el fondo pensamos, ¿y si es una pérdida de tiempo?

Imagina la misma situación. En este caso, no sólo tienes la oportunidad de conocer a una persona, sino a varias personas en el mismo evento. ¿Qué te parece estar en contacto con esa persona y decirle que tú vas a ir a ese evento? Le explicas la filosofía del evento y es una buena excusa para quedar. Incluso ya tienes un tema de interés o un tema de conversación para poner el hielo. Todo lo que pase en ese evento o charla.

Imagínate que vas a asistir a Pontecara.  Es una buena oportunidad para quedar con todos esos profesionales que te gustaría conocer pero nunca tenéis un hueco para quedar. No sólo tenéis la oportunidad de conoceros entre vosotros. Podéis conocer a muchas más personas con el mismo valor de hacer networking.  Es mucho más fácil quedar en el evento.

Invita a personas a conoceros en un evento, como ir a Pontecara

Antes de ir al evento de netoworking, preocúpate por aquello que la otra persona está compartiendo en redes sociales o que sabes que le gusta genuinamente. Lo sepas por redes o por contactos en común.  Revisa todas las conversaciones que habéis mantenido. Ahí, también puede haber temas de conversación. Proyectos o intereses que la otra persona te ha comunicado.

Sé «cotilla». Sé que es una palabra despectiva. No la uses para contarle a los demás lo que sabes de la otra persona. Úsalo para tener temas de conversación que a los dos os gusten.

Yo me considero un auténtico «cotilla». Me gusta saber de las otras personas. Como ejemplo te diré que a todas las personas que me contactan por LinkedIn, les miro su perfil. Me gusta saber qué hacen. Y además, en mi mensaje de bienvenida siempre dedico unas líneas a comentar lo que me ha gustado de su perfil.

No hay nada que nos haga sentir mejor que se preocupen por nosotros

Busca siempre temas que a los dos os gusten. Esos son los temas de conversación de los que puedas hablar cuando os veáis presencialmente.

Si tienes la lista de asistentes, intenta avisarles por el medio que quieras que vas a estar en el evento y que te gustaría estar un rato con la otra persona.

De qué temas hablar el día del evento y cómo presentarnos lo hablaremos más en concreto en el siguiente artículo.

¿Cómo tener acceso a las personas más complicadas?

El problema viene cuando todos queremos hablar con la misma persona. ¿Cómo hacernos visibles ante esa persona? ¿Cómo podemos hacer que a esa persona le interese estar con nosotros?

Hay una práctica muy utilizada en redes sociales que a mí no me gusta nada. Cuando una persona surge de la nada y entonces le da a recomendar a todas tus publicaciones como si no hubiese un mañana. Entonces ya sabes que dentro de poco te conectará y te pedirá algo. No es una conexión auténtica. Es una conexión interesada.

Siempre oigo la misma excusa. Yo no tengo nada que aportar a esa persona que es un referente. ¿De verdad que no? ¿O eres un poco vago?

Empieza por consumir su contenido. A partir de ahí, la forma de interactuar es a través de comentarios. Los «likes» inflan los egos, pero aportan poco. La otra persona no sabe exactamente por qué le has dado al me gusta.

Lo que se espera de ti es que seas mucho más específico. Que expliques de forma muy clara qué es lo que te ha gustado de su contenido, que le des tu opinión o compartas tu experiencia sobre ese tema. O simplemente que le pidas que hable sobre un tema concreto.

Sé visible mojándote con el contenido de ese referente,

tendrás más posibilidades que haga un hueco para ti

Antes del evento, avísale que vas a ir y que te gustaría saludarle personalmente. Es mucho más posible que tenga un hueco para ti. Además es mucho más fácil iniciar una conversación mucho más allá de te sigo y me pareces un profesional extraordinario.

Conclusión

Invita a otras personas a asistir al mismo evento que tú, como Pontecara. Es mucho más posible que el otro profesional asista. No sólo tiene la oportunidad de conocerte a ti, sino a mucho más profesionales.

Prepara el evento. Echa un vistazo a los temas de interés de la otra persona, sé «cotilla» y asegúrate de avisar antes a todas las personas con las que quieres juntarte.

Con las personas que son referentes y quieres saludarles, comenta sus publicaciones diciendo qué es lo que más te ha gustado, compartiendo tu experiencia o sugiriendo temas para próximas publicaciones. Avísales que vas a ir al evento y que quieres saludarles.

También te puede interesar...

% Comentarios (14)

Cada post tuyo es un must! Amén a todo! Soy una cotilla en el mejor de los sentidos. Ciertamente qué mejor manera que hacer a los demás sentirse tenidos en cuenta? Esperando tu próximo post…! 👏👏👏😄😄😄

Ya somos dos los cotillas. Pero como bien dices en el buen sentido. Para saber cómo sumar.

Que sean 3 cotillas entonces. Buena reflexión David!

Genial articulo David, lo mas dificil es conseguir Esa afinidad a primera vista!!

Sin conocer nada de la otra persona es complicado. Volvemos a 20 años atrás. Donde unas personas se les da bien, y a otros no. Buen punto David

Muy buenos consejos David, aquí otra 🙋‍♀️ que también practica ese trabajo de investigación pre-evento. Además me encanta, por que casi siempre coincido con personas con las que estoy conectada por redes desde hace tiempo pero que aún no nos conocemos en persona.

Qué bien que coincidamos en la forma de hacer las cosas Mariangeles. Nos queda pendiente conocernos. A ver si en el próximo Pontecara nos vemos.

Pues yo soy curiosa, que en algunas ocasiones puede ser cotilla 😉
Muy buen post David, como siempre!
Yo aproveché el evento PonteCara para reunir a varias amigas de diferentes grupos y presentarlas. Además de encontrarme con amigas que no había visto en algunos años.
Sin duda alguna es el evento que no te puedes perder!!

Lo has montado fenomenal. Aprovechar el evento para encontrarte con el máximo de gente. Nos vemos allí Isabel.

Buen artículo David, me apunto al club de los “cotillas” pre-evento jejeje.
Mola tu frase de “nos encanta que se preocupen por nosotros”, parece de perogrullo pero muchos se la saltan. En la mayoria de los networking me pasa lo mismo, me venden su libro y que pase el siguiente…si quieren saber lo que haces ya te ven en internet, yo soy mas de aportar valores añadidos especiales para sus clientes, promos, algo que destaque, y sobre todo que ese momento tenga algo inolvidable que esa persona recuerde a posteriori. A veces sacar una simple sonrisa hace que te recuerden y guarden tu contacto con cariño, es mas facil que surjan sinergias.
Emociones, verdad verdadera, los negocios vienen detras de las personas, asi lo entiendo yo y me funciona.
Abrazo fuerte David!

Qué bien que aumente el club de los cotillas. Y estoy de acuerdo. Qué importante es que te recuerden por algo. Aunque solo sea por tu sonrisa.
Nos vemos en el evento.

Leave a comment